viernes, 8 de febrero de 2008

VAGABUNDEOS DE UN BOLINGA. PRIMER INTERLUDIO MUSICAL.



Hay un tipo dentro del espejo,
que me mira con cara de conejo.
Oye tú, tú que me miras:
¿es que quieres servirme de comida?

Soy un macarra,
soy un hortera,
voy a toda hostia por la carretera.

Soy un macarra,
soy un hortera,
voy a toda hostia por la carretera.

Oye tú, no te acerques demasiado,
busco pelea y estás a mi lado.

De un puñetazo me cargo el espejo,
le rompo los dientes a cara de conejo.

Soy un macarra,
soy un hortera,
voy a toda hostia por la carretera.

Soy un macarra,
soy un hortera,
voy a toda hostia por la carretera.

Hay un tipo dentro del espejo,
que me mira con cara de conejo.





1 comentario:

plataformas dijo...

El mundo no es un buen lugar para los solitarios, mejor entre conejos o esp�ritus que mal acompa�ado.
Cuidao con el freno.